domingo, 17 de noviembre de 2019

Un acto más dentro de nuestros XXV años juntas


Así fue la presentación del libro "Mujeres, espiritualidad y liderazgo" de Silvia Martínez Cano y otras autoras en la Librería San Pablo.



Conducidas por la voz y la sensibilidad de nuestra compañera Ana en la introducción, y de la mano de Silvia y Pepa hechas mente, corazón y entrañas en sus aportaciones, llegamos a disfrutar de esa hondura misteriosa que es la mística. Mística unida a la acción, como dos caras de una misma hoja bien sujeta a la rama que la sostiene y mece.








Os dejamos para leer la introducción y os animamos a leer este libro escrito de forma coral que surgió del encuentro de Mujeres y Teología de Granada hace unos cuantos años. 

Pincha AQUÍ





Gracias a Charo y al equipo de la librería san Pablo, por su acogida, disposición y generosidad.










viernes, 15 de noviembre de 2019

JORNADAS ATE 2019


El 26 y 27 de Octubre, tuvieron lugar en Madrid las XVII Jornadas de la Asociación de Teólogas Españolas, con el título Dios, deseo y subversión. La vida trinitaria de las mujeres.

El lugar de encuentro fue en el Salón de actos de la Institución Teresiana, con un programa a la altura de la talla de mujeres como Sarah Coakley, teóloga de la Universidad de Cambridge y Universidad Católica Australiana, que versó sobre La Trinidad, el deseo y “la disputa del género” contemporánea, toda ella en Inglés, pero pudimos seguirla en papel, previa traducción de Teresa Sánchez Roura, de la Universidad de Santiago de Compostela.
Sarah, hace una introducción con tres tesis centrales para dejar claro los conceptos, “feminismo teológico” y género. Para luego pasar a desarrollar bellísimamente cada una de ellas.
I: El testimonio bíblico sobre la oración y el deseo: encontrarse con Dios como “Trino”.
II: Repensar el Género a través del prisma de la oración y el deseo: ¿por qué importa el género?.
III: EL género, la Trinidad y la Encarnación.
Conclusiones: ¿hacia dónde conduce “el género en disputa”?
…”He tratado de recuperar una visión del género como una relación con Dios “encarnada, diferenciada y transformadora”, que aleja el marco del pensamiento del lenguaje contencioso de los “derechos” de la “política de identidad”, para regresar a la fuente misma de nuestro ser; a cuya “imagen” (en toda nuestra variedad) somos creados”…
Sin dudar, que tenemos que masticarla bien para hacer una buena digestión, pero nos resultó muy sugerente y esperanzadora.
Tras el descanso y café, la Dra. Olga Belmonte, de la Universidad Pontificia de Comillas, nos regaló El deseo (de lo) infinito. El deseo y el objeto del deseo. Define el deseo, como la tensión entre lo que somos y lo nos gustaría ser, la tendencia en nosotros entre sentirnos libres y encadenados a las cosas y a los sentimientos o necesidades.
Hace un recorrido por el capitalismo (y sus mensajes conservadores que tiranizan, poseer, desposeyéndonos), la filosofía y la ética, desde el “yo”, el “otro” y el “Otro”, para afirmar la importancia del otro, que es el que me anuncia que hay cosas que no puedo controlar ni conocer; es el Misterio. Hay algo sagrado en el otro que me hace respetarlo y tratarlo en su total dignidad y con todas sus necesidades. “Darme al otro hasta el punto en que yo sea su morada.”
Se apoya en personas como Simone Weill : (“Me gustaría quitarme del medio, para dejar pasar la Luz de Dios al mundo), Marcel, Levinars, y Martín Velasco ( el deseo, el hambre de ser bueno, nunca se sacia, siempre se ahonda), y solo hay verdadero deseo cuando hay esfuerzo y atención.
A la tarde tuvimos una mesa de experiencias donde Belén Breznez ( jesuitina) nos informó de la Red Miriam y el Seminario Permanente, donde un grupo de mujeres de la Red se juntan una vez al trimestre, para poner en común los textos trabajados de teología feminista y tratar de acercar lo ignaciano a la actualidad, creando pensamiento.
María y Esther, dos trinitarias de Suesa, Cantabria, nos deleitaron con un estupendo festín: Trinidad, Deseo, Subversión, con este menú:
_1er Plato: Sopa de búsqueda aromatizada con inquietudes.
_2º Plato: Deconstrucción con toques rebeldes.
­_Postre: Mousse de diversidad.
_Como sorpresa una Guinda, en forma de vidriera.
Todo un lujo de mujeres, que nos hicieron crecer los deseos de visitarlas en alguna de sus celebraciones.
Para finalizar la tarde, 2 jóvenes madrileñas, Irene y María, presentaron un corto que han hecho para su trabajo de fin de carrera sobre Lo femenino en la Iglesia. Ellas que no son de ambientes cristianos, hicieron un excelente trabajo entrevistando a teólogas, a un teólogo y alguna laica, así como a Cristina la teóloga ordenada sacerdotisa , su marido y su comunidad celebrativa. Hicieron crítica del” feminismo procesional”. Fue muy interesante y tenemos su contacto para “por si”. Como veis un día intensísimo.
27-X-2019
Comenzamos la mañana con Elisa Estévez, teresiana, teóloga de la Universidad Pontificia de Comillas, que nos dio un baño liberador, con su mirada a la mujer de Samaria y a su identidad.
Señor, dame de esa agua…Jn 4, 15 El deseo de Dios que implica y co-implica. Va desgranando paso a paso los versículos de este pasaje evangélico, haciendo comparaciones con las bodas de Caná. Toda una belleza.
Con su Dame de beber, Jesús ayuda a tocar a la mujer su propia identidad. Ella da respuesta a todas sus preguntas y se deja interrogar. Pregunta y discierne. En ella había deseos y se posiciona “en salida” para hacer proceso. Precioso texto y desarrollo que nos dejó con más deseo de esa agua…
A continuación, Silvia Martínez, Presidenta de la ATE, teóloga de la Universidad Pontificia de Comillas, nos ofreció La vida trinitaria de las mujeres. La subversión de la realidad.
En tres apartados:
_Des-corporalización de la realidad.
_Vida trinitaria: encuentro y pasión: -Pasión por Dios.
- Deseos.
_Corporalizar el encuentro con Dios.
Es en Mc 5, 24-34, desde donde analiza ese encuentro sanador- liberador, entre Jesús y la mujer. Acude ella sola a ver a Jesús con el deseo de ser curada de su maldición. Perder el miedo es la primera experiencia trinitaria. _Mujer profeta, que hace profecía de la precarización de la vida, del sufrimiento. _ Resistencia: Constancia y disciplina. Aceptar sin resignarme, para seguir avanzando. _Esperanza de los cuerpos resucitados. Salmo 85, 9-11.
Las mujeres somos cuerpos cosificados. El encuentro con Dios a través de Jesús nos hace recuperar los deseos que nos han sido negados y asumir lo que somos. Romper esa cosificación y alcanzar lo que somos, no solo cuerpos “deseables”, sino deseados por Dios. En ese “tocar” a Jesús y sentirse “tocado”, hay una experiencia trinitaria.
El deseo no se impone, tiene que haber una fascinación y sale de allí. Nadie persuade sino está persuadido. La pasión por Dios, nos llevará al compromiso, a la calle, al trabajo. La circularidad, tiene que ver con hacer alianzas con otros para hacer grietas por donde podamos mirar a través de ellas y hacer dinámicas creativas que lleguen a ser profecía y esperanza para otros.
Asistimos 110 mujeres y 3 varones jóvenes, en un clima estupendo donde nos encontramos de distintas provincias y espacios de trabajo y celebrativos. Muchas guardan un gran recuerdo de nuestro Encuentro pasado. Teresa ,Manoli; Mabel, y yo, os tuvimos muy presentes a todas y “algunas”… tejieron ya, algunos posibles trabajos.



Puedes descargarte este texto en este enlace:
 

martes, 12 de noviembre de 2019

PASEO POR LA ZARAGOZA DE LAS MUJERES, con Concha Gaudó


Dentro de las actividades que estamos organizando para celebrar que llevamos 25 años juntas, una tarde preotoñal, nos juntamos en la plaza del Pilar para iniciar un recorrido que nos haga presentes a mujeres olvidadas o poco reconocidas, protagonistas de la vida de nuestra ciudad. Lo hicimos de la mano de Concha Gaudó. Esta actividad además, fue una prolongación del Encuentro de grupos de Mujeres y Teología y Red Miriam que celebramos justamente ahora hace un año; fuimos tantas las participantes que, la visita por el callejero de las mujeres que hicimos con Concha la tarde de aquel viernes, quedó solo para las compañeras no zaragozanas, con la promesa, ahora cumplida, de repetirla con las de aquí.

Empezamos desde el Ayuntamiento y el Pilar hacia la Plaza de los Sitios, donde aprendimos que forma parte del distrito Centro, que destaca por disponer de un cinturón conventual, en el que cada convento, además del edificio, tenía tierras que cultivaban para su sustento. Con la guerra de Independencia se destruyen. La plaza contiene los monumentos construidos para la exposición del 1908. Edificio del Museo de Zaragoza, antiguo instituto de las Artes… En el centro destaca el monumento a los sitios Zaragoza como homenaje a las heroínas (de la guerra de la independencia), destacando en su nombre a Agustina de Aragón con el cañón defendiendo a Zaragoza. Antes, a las mujeres nunca se les identificaba con su nombre, sino por su oficio, excepto que fuesen propietarias de terrenos ricas (por ejemplo, La Bozada). El escultor de la obra fue Terol, el mismo que el de la plaza España, en estilo modernista, de piedra y bronce,

Seguimos hacia la Iglesia de Santa Engracia. En su lugar se encontraba el monasterio de los Jerónimos, mandado construir por Fernando el Católico, edificado sobre la antigua iglesia de las Santas Masas (reliquias de los innumerables mártires). En la iglesia de conserva la portada renacentista, en la que destaca la Virgen María, así como las esculturas de los oferentes, los Reyes Católicos. En la cripta se conservan tres sarcófagos romanos paleocristianos y un baptisterio, descubierto hace unos veinte años.


Muy cerca, admiramos el edificio de Costa, UGT y Seguridad Social (antes Previsión social)Destaca un relieve de una matrona, como símbolo de protección y cuidado. Además, en las proximidades se asentaron tiendas importantes dirigidas por mujeres (Modas Victoria, Casa Carrión, Ríos, etc.). Además de la farmacia de Enriqueta Castejón, manifestando cómo poco a poco las mujeres iban ocupando puestos ejercidos durante siglos por varones.

Un paseo más rico e interesante que estas breves líneas. Si la curiosidad os lleva a saber más os invitamos a consultar la obra de Concha Gaudó en elServicio de Publicaciones del Ayuntamiento de Zaragoza.


sábado, 9 de noviembre de 2019

PRESENTACIÓN LIBRO "MUJERES,ESPIRITUALIDAD Y LIDERAZGO"






Os invitamos a compartir con nosotras la presentación del libro el día 12 de noviembre a las 19 h. en la Librería San Pablo.
¡Os esperamos!


miércoles, 6 de noviembre de 2019

VISITA AL MONASTERIO DE LA RESURRECCIÓN DEL SANTO SEPULCRO


El día 16 se septiembre de 2019, con las fuerzas renovadas del verano y la ilusión inquebrantable, iniciamos nuestros encuentros este curso, especial para nosotras, ya que celebramos los 25 años de camino sororal de Mujeres y Teología de Zaragoza.
En el marco del inicio de esta celebración jubilar, nos reunimos unas 25 mujeres a las puertas de la Iglesia de San Nicolás, para realizar una visita guiada al Monasterio de la Resurrección del Santo Sepulcro, cuya construcción data de los siglos XIII y XIV.
Una maravilla arquitectónica de nuestra ciudad, de estilo mudéjar, lo que le da una especial singularidad. Pudimos disfrutar de este maravilloso complejo arquitectónico y de la paz y armonía que se siente allí.
Junto a ello, descubrimos también la historia de quienes moran en este lugar: las Canonesas del Santo Sepulcro, siendo éste el único monasterio en España de esta Orden religiosa femenina, cuya singularidad ha sido, y es, la celebración de la liturgia abierta siempre al pueblo; identidad que, a lo largo de la historia, les ha hecho enfrentarse al poder eclesial institucional.
En plena Edad Media, el monasterio supuso un oasis de libertad para las mujeres de su tiempo, y desde su negativa activa a acatar ciertas normas conciliares que les negaban su identidad y las confinaban a vivir dentro de los muros de su convento, podemos considerarlas las “feministas del medievo”.
 
Descubrir la historia valiente y firme de estas mujeres creyentes, nos anima a seguir viviendo este año jubilar con firmeza en nuestra lucha por buscar y reivindicar unas relaciones de igualdad en la Iglesia y en la Sociedad.


sábado, 2 de noviembre de 2019

CELEBRAMOS 25 AÑOS JUNTAS


Hace 25 años, un grupo de unas 10 mujeres empezamos a juntarnos en Zaragoza, al igual que en otros puntos de nuestra geografía, para poner "mirada" de mujer en la teología. 
 
Hoy, el camino andado nos llena de satisfacción por lo compartido juntas. Hemos aprendido, hemos crecido y hemos dejado sembrado nuestro trabajo en la ciudad. 

Este curso 2019- 20 estamos de celebración. Os invitamos a seguir nuestras actividades a través de este blog.
 

miércoles, 20 de marzo de 2019

SE CREA LA RED NACIONAL DE TRABAJADORAS DEL HOGAR Y DE LOS CUIDADOS EN ZARAGOZA

El sábado 23 de Febrero, tuvo lugar en Zaragoza un acontecimiento muy interesante.
53 mujeres venidas de distintas ciudades españolas se dieron cita en nuestra ciudad para poner en marcha la Red de Mujeres trabajadoras del Hogar y los Cuidados.
Traían en sus maletas, el bagaje de sus años de trabajo en estos campos y una red empezada a tejer a través del whatsapp, poniendo en común sus experiencias, no siempre “amables” y muchas veces, rozando la explotación en cuanto a tipos de trabajo, horarios y salarios.
De ahí la necesidad de aunar esfuerzos para clarificar derechos y deberes en sus puestos de trabajo, que dignifiquen sus tareas y les dé el reconocimiento que merecen.
Venían de asociaciones con nombres tan potentes como:
Trabajadoras No domesticadas. Mujeres que crean. Territorio Doméstico. Asociación de mujeres con voz. Brujas Migrantes. Torre de Babel. Sindhogar  Sindlar. Servicio Jesuita a Migrantes. Observatorio Janeth Beltran.  MOPE (Mujeres organizadas Paraguayas).
Desde Mujeres y Teología y las CCPS, tuvimos la suerte de encontrarnos con ellas, en un tramo del camino y acogerlas en nuestras casas para facilitarles su desplazamiento. Al final de su jornada de trabajo en el Centro Pignatelli, tuvimos una cena en un restaurante de la Plaza del Pilar donde reinó la alegría por el logro de la deseada Red y la fuerza con que se había trabajado.
Pero… a estas grandes mujeres, todavía les sobraban energías para ir a un garito del Casco a marcarse unas cumbias, bachatas etc, para sellar este acontecimiento. Algunas fuimos testigas de ello.
Por el camino, le colocaron “el delantal” reivindicando la igualdad en los Cuidados a la estatua del Justicia.